Peeling Químico

El peeling químico es un tratamiento para renovar las capas más superficiales de la piel y cuyo objetivo es la corrección de diversos defectos de la misma: manchas, acné, arrugas poco profundas y marcas.

Sobre la cara totalmente limpia se aplica, con un pincel especial, un cóctel de sustancias que penetra en el epitelio con el objetivo de renovar las capas superficiales. El tiempo de aplicación puede variar entre 30 – 45 minutos y no tiene ningún efecto secundario.

Las capas comienzan a renovarse desde el momento de la aplicación hasta varios días después.

Resultado: una piel más lisa y más tersa.

Duración: entre 30-45 minutos
Precio: desde 95 euros